Una o 365 citas… pero contigo

Una o 365 citas… pero contigo

Una o 365 citas… pero contigo 2868 2868 Ares Zamora Psicología

Hace un tiempo me dije “me quiero” y me regalé la ricura de libro de Laura Chica: #365CitasContigo.

En dos días llega San Valentín, así que creo que es una buena ocasión para hablar de ello. No por el día en concreto, ya que habrá quien lo celebre, habrá quien no y sobre todo, porque el amor es algo de cada día. Pero aprovechando que estos días se habla mucho de amor y citas, me gustaría poner el tema sobre la mesa.

Hay parejas que tienen un amor muy sano y bonito. Algo que construyen y eligen cada día entre los dos. Pero a veces pasa que alguien que te quiere, un día te dice que te ha dejado de querer. Otras veces no te lo dicen, pero sientes que en el lugar que estás no te quieren como te mereces. O simplemente, te das cuenta que no encajas con la persona que tienes al lado. Es ahí, en esas situaciones, cuando te encuentras de cara contigo mismo. Querer a alguien no debería pasar por quererte menos a ti. Eso no es amor. Ese no es el camino. Aun así, muchas veces lo hacemos. No pasa nada si lo has hecho. Lo importante es darse cuenta, ser consciente y aprender de ello.

Cuando te encuentras de cara contigo, te puedes dar cuenta de varias cosas. Como por ejemplo, que sientes un vacío. Pero no es un vacío fruto del dolor normal que causa cualquier ruptura. Es un vacío diferente. Como si te faltara un pedacito de ti. Como si tú no fueras suficiente. Nada más lejos de la realidad. Hace ya mucho tiempo que se sabe que las medias naranjas no existen. Y que el buen zumo es el que sale de dos naranjas enteras, no de medias. Para amar bien, primero tienes que estar bien contigo. Porque alguien te puede dejar de querer. Pero no tú a ti mismo.   

Por eso me encanta tanto el libro de Laura. Como dice la contraportada, es “un diario de pensamientos, ideas, frases, mantras, que te ayudan a reencontrarte, reconocerte y reconciliarte contigo”. O como me dice ella, “un libro para aprender a querernos más bonito”.

Las personas vienen y van. Pero si hay alguien que va a estar siempre, toda la vida contigo, ese eres tú mismo. Así que igual es buena idea cuidarte, amarte y aceptarte. Con tus luces y sombras, que todos tenemos. Es como si alguien a quien quieres mucho te diera algo muy valioso para él o ella, y te pidiera que lo cuides y conserves siempre. Pues lo mismo, pero contigo. A veces queremos mucho a los demás y se nos olvida querernos a nosotros. Incluso hay personas que hace muchísimo tiempo que dejaron de quererse. Profesionalmente (y personalmente) creo que es una de las asignaturas más importantes de la vida. Y si no consigues acabar de “aprobarla” tú solo, pide ayuda. Gracias a la psicología se puede hacer muy buen trabajo para reforzar la autoestima y alguna que otra cosa más que llevamos a la mochila. E igual que vemos normal ir al médico cuando nos encontramos mal, ir al dentista para arreglarnos los dientes o hacer deporte para mejorar la salud y vernos bien, trabajar la mente y nuestro mundo emocional es tan (o más) importante para vivir y sentirnos mejor.

Dice la 25ª cita del libro: “quédate con quien se quiera bien, para que pueda quererte mejor”. Aceptamos el amor que creemos merecer. Si nos queremos bien, vamos a poder querer bien. Si se quieren bien, nos van a poder querer bien. Y si nos queremos bien, podremos elegir quedarnos cuando sea mutuo, y sabremos irnos cuando no sea recíproco. 

Este jueves habrá quien tendrá cita. También quien no. Pero independientemente de si la tienes o no, que no se te olvide tener citas contigo. Una, o 365. Pero contigo. Vayas donde vayas, pase lo que pase, que puedas siempre encontrarte. Volver a ti. Ser tu refugio, tu norte y tu sur. Y si ahora no es así, no pasa nada. Siempre puedes ponerte a ello. Porque como dice Laura: “A veces nos encontramos tarde, pero siempre a tiempo”.  

Comparte!
4 comentarios

Te informo que la información que nos facilitas será tratada por Ares Zamora, responsable de la web, a través de Mailchimp, con el fin de enviarte publicidad relacionada con mis productos y servicios por cualquier medio. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante el consentimiento por tu parte. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Podrás ejercer tus derechos en info@areszamorapsico.com.

Te informo que la información que nos facilitas será tratada por Ares Zamora, responsable de la web, con el fin de tratar tus datos para atender tu solicitud. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Podrás ejercer tus derechos en info@areszamorapsico.com.